12 October 2011

Spending a few weeks at Casa Colibrí / Pasando unas Semanas en Casa Colibrí

BY Casa Colibri 1 comment




I have recently returned home from Casa Colibri and looking back I hope to share my experience and give a glimpse of the mission and community. I arrived for a three week stay – excited to learn more about organic farming and Spanish. I felt immediately welcomed as I met the group outside of customs in the Guadalajara airport and on our drive to Hosto enjoyed the view and the stories of the past weeks. As we neared Hosto I was ready to settle in and get to work! My first full day was a Sunday and very relaxing. I headed off to Mass in the late afternoon and only got a little lost but fortunately still arrived in time for the Rosary beforehand. At the time the Hail Mary was the only prayer I knew in Spanish which worked quite well! The church is very prominent in the skyline (and daily life) of Hosto and served perfectly as a reference point for future walks and errands.

Hace poco regrese a casa despues de pasar un tiempo en Casa Colibrí. Quiero compartir mi experiencia y escribir un poco sobre la misión de esta comunidad. Pasé tres semanas ahi, muy emocionada por aprender más sobre la siembra orgánica y mejorar mi español. Tan pronto como llegue al aeropueto me sentí como en casa. Durante el trayecto a Hostotipauillo disfrute del paisaje y de la conversasión de lo que ha estado pasando en Casa Colibrí. Cuando llegamos a ¨Hosto¨ ya estaba lista para ajustarme a mi nueva casa y comenzar a trabajar. Mi primer dia fué un Domingo, muy relajante por cierto. Por la tarde fuí a misa y aunque no estaba segura de donde estaba la Iglesia alcancé a llegar a tiempo para el Rosario, que se reza antes de la misa. En ese momento El Ave Maria era la unica oración que me sabia de memoria en español, lo cual fue suficiente. La iglesia destaca mucho en el paisaje del pueblo y también un símbolo muy importante en la vida del pueblo. Por su torre tan alta, sirve de referencia para futuros mandados o para salir a caminar.





Some kids stopped by for fruit or to help in the garden prior to Monday but it was great to meet all of our lunch friends Monday afternoon. This was a very pleasant surprise to me as I had not known the kids would be such an important part of Casa Colibri and the larger Catholic Worker’s service. Lunch tended to be a little hectic most days but the kids ensured it was fulfilling every day. Whether a special intention following the blessing, skipping on the way to the soccer field, or sheer joy in response to jello, they were thankful for “small things” and reminded me to notice and appreciate them as well. My English class met during the evenings on the same days lunch was served and I was fortunate to have Juan and Wanda, two other volunteers, to show me the ropes. My class was more interested in “juegos” or games than translating sentences and loved to compete! We worked on introductions and talking about things we like and like to do and I learned the border is irrelevant when it comes to Justin Bieber’s fanbase – “I like Justin Bieber” was a favorite line to practice!


Algunos niños vinieron pidiendo fruta o a ayudar en el huerta. Fue muy padre el conocerlos un día anterior ya que el lunes vienen a jugar, dibujar, hacer la tarea y compartir los alimentos con nosotros. Esta fue una sorpresa muy agradable para mi ya que no me había dado cuenta que tan importante son los niños para Casa Colibrí. La hora de la comida en ocasiones es muy ajetreada pero con los niños siempre es muy gratificante. En ocasiones rezamos entes de comer, otras ocasiones vamos al parque a juagar y se emocionan mucho cuando tenemos postre, siempre con una actitud de gratitud. Todo esto también me hace apreciar las pequeñas cosas de cada dia. Las clases de Inglés son durante la tarde y me da mucho gusto el que Wanda y Juan (otros voluntarios) me hallan ayudado a acoplarme con lo de las clases. La clase siempre es más interesante cuando hacemos juegos y a los niños les encanta los juegos de cmpetencia. En una de las clases hablamos sobre las cosas que nos gustan y las que no, en esa clase aprendí que la frontera no existe cuando se refiere a las fans de Justin Bieber. ¨Me gusta Justin Bieber¨ era una frase que apredieron muy rápido en Inglés.




Most days included a breakfast followed by a little work in the garden, a bit of planting or weeding after breakfast and watering in the evenings. The zucchinis, chickens, ants, and iguanas were thriving despite our best efforts to kill or deter the latter two. We really appreciated the rain when it arrived about a week into my stay, unfortunately the weeds did too! A few times a week we took time to pray and reflect, at first I was unsure of what this would be like but grew to enjoy and benefit from it quickly!

La mayoría de los día desayunamos primero y luego trabajamos un poco en la huerta: sembrando, deshierbando, y regando las plantas. Tenemos el problema de hormigas e iguanas, que comen mucho de lo que plantamos. Ha sido muy dificil el controlar esta plaga o exterminarlas. Después de largo tiempo de espera llegaron las lluvias y con ellas tambien muchas hierbas. Algunas veces durante la semana hacemos meditación y reflexion. Al principio no estaba muy segura com funcionaría todo esto pero después me gustó mucho y me ayudó.





The weekend of the monthly Mass was definitely a highlight! Everyone arrived under a threatening sky and we enjoyed the first half of the mass on the patio. Fr. Rodolfo was extremely welcoming (even throwing in some hand motions to ensure I understood the gospel!) With the 4th of July around the corner he spoke of the beauty of individuals from two countries working together in Mexico despite violence and lack of compassion and respect at the border and above it. The political disagreements at home had been easy to forget; partly because I wasn’t reading the newspaper over breakfast but also because many friends in Hosto were so welcoming. After Mass Josh (another intern) and I both received lots of hugs to celebrate the holiday. We had a wonderful dinner that night with lots of new friends, tacos, mole, a delicious cookie/cream dessert, and great music and chats. We got up for brunch and a visit to ruins of a hacienda nearby. Mango trees sprouted up between walls and in old fireplaces. I loved looking around although I knew I couldn’t capture it with a camera.

El primer sábado del mes tenemos misa aquí en Casa Colibrí y definitivamente fue una de mis actividades favoritas. Todos llegaron aun y con la posibilidad de una fuerte tormenta. El sacerdote Rodolfo ofreció una homilía muy bonita dandome una cordial bienvenida. Con gestos y mucho lenguaje corporal se aseguro de que yo entendiara el mensaje del evangelio. Rodolfo hablo durante su homilía sobre la importancia de trabajar juntos sin importar la lengua o la nacionalidad. Al finalizar la misa Josue (uno de los voluntarios) y yo recibimos muchos abrazos y nos sentimos como en casa. Tuvimos una fantástica cena con muchos amigos, tacos, mole, un postre delicioso de galleta y muscia para alternar la conversación. Al dia siquiente despues de desayunar fuimos en una caminata a una hacienda en ruinas que esta a las afueras del pueblo. Me encanto el lugar y aunque traía mi cámara era imposible el capturar la belleza con fotos.





Leaving was difficult but bearable with thoughts of a return in the future! Casa Colibri serves in so many ways that any talent can be put to work and the experience itself is incredibly rewarding!


El irme fue muy difícil pero no tanto cuando pienso en poder regresar. Casa Colibrí participa en el pueblo de muchas maneras de tal manera que cualquier talento puede ser aprobechado y la experiencia aqui adquirida es muy satisfactoria.

1 comment:

  1. Hola, me encanta tu compartir de lo que has vivido en Casa Colibri, me va a llenar mucho la vida, ya cuento los dias y pronto contare las horas faltantes para poder cruzar de nuevo la frontera, pero para el sur, que afortunado y bendecido me siento al ser parte de este espacio de Hospitalidad, Inclusion y Diversidad desde la Fe.

    Hello, I love your sharing what you have lived at Casa Colibri, I will fill much of life, and I count the days and soon declare the missing hours to cross the border again, but to the south side, lucky and blessed I feel to be part of this space of ​​Hospitality, Inclusion and Diversity of Feith.

    ReplyDelete