31 January 2012

January Notes from Community Members and Friends

BY Casa Colibri IN , , , , , , No comments


This is a poem from our friend, Marcario Guiterrez Moreno.

De nuestro amigo Marcario Guiterrez Moreno:

Por Dinero
Marcario Guiterrez Moreno

Por dinero dejamos niños sin comer,
por dinero hemos migrado a otro país,
perdiendo para siempre nuestra familia ahi,
por dinero han secuestrado a mis hijos y los perdí,
por dinero yo soy un infelíz,
por dinero me encuentro preso aquí, ¡maldito dinero!
Que sólo sirve para hacer sufrir.
Por dinero habemos cientos de presos aquí
por dinero muchas  visitas
ya no pueden venir no vuelvas a delinquir,
valor a tus hiojs y trata de ser feliz.
 siembra y cria ganas de noche y ganas de dia,
y manda al infeirno la ipocrecia.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

De Gustavo Monzon

          Hola, un saludo de Gustavo, el nuevo miembro Chapín de la Comunidad desde el sur de la frontera, Hostotipaquillo, Jalisco; acá donde el compartir y la esperanza se unen en muchos caminos y en muchas acciones en Casa Colibrí.
          Hoy solo quiero compartir algo que me sucedió en los últimos meses de mi vida en USA, y es más bien platicar sobre un grupo de gentes latinas, salvadoreñas, guatemaltecas y mexicanas, que tienen un denominador común, y es ser líderes en la solidaridad, todos ellos fueron actores fundamentales de los tres grandes eventos de recaudación de fondos para esta Casa de Hospitalidad, primero el agradecimiento por los 10 años de trabajo juntos, luego por mi cumpleaños y tercero por mi despedida.
Voy a platicarles brevemente por cada uno de ellos.
          El grupo mas grande es el de la hermana Comunidad Salvadoreña, con ellos hemos vivido un proceso, y que hoy se ha hecho trueque, pues nos han apoyado, sin escatimar esfuerzos y sacrificios, luego de largas horas de duro trabajo, se unieron al proyecto de apoyo a esta Casa de Hospitalidad Colibrí, y es porque ellos están atentos a la realidad del sur, ellos han formado Comités u Organizaciones que aportan miles de dólares al desarrollo de sus comunidades cada año, ellos mas que nadie conoce que es la cooperación y lo importante que es la organización, y en los eventos no faltaron las pupusas, el pollo guisado salvadoreño, el curtido, la cervecita, etc.
          Otro grupo muy importante y cercano es el de la Comunidad de Mujeres Mexicanas en el Sur Centro de LA, del Proyecto Habitacional El Pueblo, un área muy pobre, bastante y marginado, pero no por eso menos solidario y trabajan como hormigas, bien organizadas y cada una aportando una cosita, hasta traer desde tamales hasta arroz.
          Y el ultimo grupo, el mas antiguo y que no podían faltar, fue de mis paisanos, ellos de la Comunidad Indígena Maya Ki’ché guatemalteca y algunos Chapines, su presencia, su fidelidad, su sencillez y su cercanía, siempre han sido un detalle constante, de una forma silenciosa, pero determinante han dicho siempre si, con los chuchitos, los tamales de chipilín, los frijoles, etc.
          Por ellos y ellas yo estoy acá, ellos hicieron posible que yo pudiese estar hoy en esta casa, aportando desde mi manera peculiar de cocinar, inventando cada día, tanto para comer saludable y balanceado, así como a economizar, soy el encargado de las compras, del proyecto de salud natural orgánica y tradicional, así como apoyando en el abono de la permacultura, en el cuidado de las hortalizas y también en otros detallitos que van saliendo poco a poco, y que hacen de mi experiencia en esta Casa de Hospitalidad Colibrí sea un momento de: desaprender todo aquello que vaya en la indiferencia, el egoísmo, el miedo; aprender las verdades de la hospitalidad, la inclusión, el humanismo y el medio ambiente; y por ultimo, reaprender la ruta de mis antepasados en la tradición, el respeto y el consenso del sentido común de la vida en Koinonia, y todo por un mundo mejor que es posible.

Abrazos a todas y todos, Gustavo A.


          Hola, greetings from Gustavo, the ¨Chapín¨ and the newest member of the Community south of the border in Hostotipaquillo, Jalisco, where sharing and hope get together in many ways and actions here at Casa Colibrí.
          Today I just want to share some things that happened to me in the last months of my life in the USA, and especially to talk about a group of Latino immigrants from El Salvador, Guatemala, and Mexico who have a common goal, to be leaders in solidarity. They were all key players in the three major fundraising events for the Hospitality House, Casa Colibrí.  First, thanks for the ten years of working together, second for my birthday party, and the third for my farewell.  I'm going to talk briefly on each community of Immigrants.
          The largest group is the Salvadoran Community, with them we have grown through a process of sharing and bartering.  They have supported us, sparing no efforts and sacrifices; and with long hours of hard work have joined the project to support this Casa Colibrí of Hospitality.  Because they are attentive to the reality south of the border, they have formed committees and organizations that provide thousands of dollars to the development of their communities each year.  They, more than anyone, know cooperation and the importance of organizing; in all of their events there is an overflowing of ¨pupusas¨, the Salvadoran chicken stew, the curtido, beer, etc.
          Another very important and close group is the Mexican Women Community in South Central LA, El Pueblo Housing Project.  They are from a very poor and marginalized area but not less supportive. They work like ants, well organized, with each contributing a little something, such as tamales or rice.
          The last group, the oldest that could not be missed, is of my countrymen, including the indigenous community and some Guatemalan Maya Ki'ché Chapines.  Their presence, their fidelity, simplicity and proximity, have always been nice and constant; and in a very quiet way, they have always said yes, supporting us with chuchitos, chipilín tamales, beans, etc.
          Because of them I'm here.  They made it possible for me to be in this house today, bringing my own gifts, my special way of cooking, and my inventiveness daily: to eat healthy, balanced, and economized.  I am in charge of the weekly shopping, the natural health organic project and traditional medicine.  I also assist in the worm/compost project and the use of permaculture techniques in the care of vegetables as well as other details that come up little by little.  All of this makes my experience here at Casa Colibrí a time of unlearning and relearing, a time to let go of all the things that have to do with indifference, selfishness, and fear.  It is a time to learn new truths of hospitality, inclusion, humanisim and ecology, and finally to relearn my ancestor’s ways, the tradition, the respect, and the wisdom of common sense of life in Koinonia, all of these for a better world.

Abrazos to all of you, Gustavo A.




0 comments:

Post a Comment